lunes, 26 de enero de 2009

Falco & Opus - Flying High






We got together to turn the world around

Searchin' within us to find a new sound.
We climb high up to the sky
we don't wait and see

It's not a lie that we try to find the key.

You and I flyin' high
we climb high
high up to the sky.
You and I flyin' high

once in a while we should try flyin' high.

We got together to turn from the ground

Searchin' for things nobody found.
We're working hard to climb up the wall

and we can't wait and see

'Cause after all we could fall and not see the key.
You and I flyin' high
we climb high

high up to the sky. . . .

Movin' together we feel the same

Time isn't wasted playin' the game.
All the high feelin' isn't a fame

You're flyin' high

We hope in our name

Once in a while we all
Should try flyin' high.

You and I flyin' high -
Yes
we're gonna make it -
We climb high
high up to the sky -
Yeah
up to the sky -
You and I flyin' high -
Yes
we're gonna make it -
Once in a while we should
Try flyin' high.
You and I flyin' high
we climb high

High up to the sky. . . .


Bajar tema"Flyin High - Opus & Falco"






domingo, 25 de enero de 2009

Big yellow taxi






Este tema pertenece a Joni Mitchell y apareció en el álbum " Ladies of The Canyon" en el año 1970. La canción fue escrita por Joni Mitchell en su primer viaje a Hawaii, tomó un taxi hacia el hotel y a la mañana siguiente se fijó que habían cortado los hermosos árboles verdes que aparecían como telón de fondo, lo que, indudablemente, entristecía el lugar.

La letra y una posible traducción del texto, entendiéndose que hay muchas metáforas que tal vez no se alcancen a percibir.


They paved paradise
And put up a parking lot
With a pink hotel, a boutique
And a swinging hot spot

Don't it always seem to go
That you don't know what you've got
Till it's gone
They paved paradise
And put up a parking lot

They took all the trees
Put 'em in a tree museum
And they charged the people
A dollar and a half just to see 'em

Don't it always seem to go
That you don't know what you've got
Till it's gone
They paved paradise
And put up a parking lot

Hey farmer farmer
Put away that DDT now
Give me spots on my apples
But leave me the birds and the bees
Please!

Don't it always seem to go
That you don't know what you've got
Till it's gone
They paved paradise
And put up a parking lot

Late last night
I heard the screen door slam
And a big yellow taxi
Took away my old man

Don't it always seem to go
That you don't know what you've got
Till it's gone
They paved paradise
And put up a parking lot

They paved paradise
And put up a parking lot


Gran taxi amarillo o algo así...

Pavimentaron el paraíso
Y pusieron un aparcamiento
Con un hotel rosa y una boutique
Y un cañón de luz oscilante.
¿No parece siempre como si no supieras lo que tienes hasta que lo pierdes?

Pavimentaron el paraíso
Y pusieron un aparcamiento.
Arrancaron todos los árboles
Y los pusieron en un museo de árboles
Y cobraron a la gente
Un dólar y medio para poder verlos
¿No parece siempre como si no supieras lo que tienes hasta que lo pierdes?

Pavimentaron el paraíso
Y pusieron un aparcamiento.
Oye granjero
Quita de en medio ese DDT ahora (un pesticida contra los insectos)
Mancha de puntos mis manzanas
Pero hace huir a los pájaros y las abejas
¡Por favor! ¿No parece siempre como si no supieras lo que tienes hasta que lo pierdes? Pavimentaron el paraíso
Y pusieron un aparcamiento.
A última hora de la pasada noche
Oí un portazo en la puerta de tela metálica
Y un gran taxi amarillo
Se llevó a mi hombre
¿No parece siempre como si no supieras lo que tienes hasta que lo pierdes? Pavimentaron el paraíso
Y pusieron un aparcamiento.




Bajar tema"Big Yellow Taxi"

Big Yellow Taxi ha sido interpretada por muchísimos artistas, por citar algunos: Amy Grant, Sarah McLachlan; sin embargo quiero destacar la de Counting Crows, del 2003.

Counting Crows - Big Yellow Taxi (Live @ Pinkpop 2003)




Me gusta la interpretación de este concierto; ofrezco las dos versiones.



Bajar tema"Big Yellow Taxi por Counting Crows"

Bajar tema"Counting Crows - Big Yellow Taxi (Live Pinkpop 2003).mp3 "

viernes, 23 de enero de 2009

Alias "More than words can say"

El tema musical es de Alias del álbum del mismo nombre, del año 1990. Cuántas veces nos hemos despertado a altas horas de la madrugada llamando a esa persona que apreciamos y necesitamos...



Más de lo que las palabras pueden expresar

Aquí estoy a las 6 de la mañana
Aún pensando en ti
Todavía es difícil a las 6 de la mañana
Dormir sin ti

Y sé que podría
Parecer demasiado tarde para el amor
Todo lo que sé es que

Te necesito ahora
Más de lo que las palabras pueden expresar
Te necesito ahora
Tengo que encontrar la manera
Te necesito ahora
Antes de perder la cabeza
Te necesito ahora

Aquí estoy, mirando por la ventana
Soñando contigo
No puedo olvidarte, a las 6 de la mañana
Te siento a mi lado

Y sé que podría
Parecer demasiado tarde para el amor
Para el amor oh, oh, oh

Te necesito ahora
Más de lo que las palabras pueden expresar
Te necesito ahora
Tengo que encontrar la manera
Te necesito ahora
Antes de perder la cabeza
Te necesito ahora
Más de lo que las palabras pueden expresar
Te necesito ahora
Oh, tengo que escucharte decir
Te necesito ahora
Antes de perder la cabeza
Te necesito ahora
Te necesito ahora



More than words can say

Here I am at six o'clock in the morning
Still thinking about you
It's still hard, at six o'clock in the morning
To sleep without you

And I know that it might
Seem too late for love
All I know

I need you now
More than words can say
I need you now
I've got to find a way
I need you now
Before I lose my mind
I need you now

Here I am, I'm looking out my window
I'm dreaming about you
Can't let you go, at six o'clock in the morning
I feel you beside me

And I know that it might
Seem too late for love
For love Oh, Oh, Oh

I need you now
More than words can say
I need you now
I've got to find a way
I need you now
Before I lose my mind
I need you now
More than words can say
I need you now
Oh I got to hear you say
I need you now
Before I lose my mind
I need you now
I need you now

autor: Alias


De ratones y hombres...







Pero, Ratón, tú no eres tu camino,
En vano intentas prever:
Los planes mejor trazados de ratones y hombres
A menudo se tuercen
Y no nos dejan más que dolor y tristeza
En lugar de la esperada alegría
”.

Robert Burns

( poema que dio la idea para el título del libro “ De ratones y Hombres”, de John Steinbeck)



Alguien por ahí me comentó una escena de la película ; pues Sinise, quien interpreta a George Hamilton, tenía una voz muy particular ( ya ni recuerdo el porqué me la citaron); pero me quedó por los rincones de mi cerebro. Luego vino "Lost" ( una de mis series favoritas) en una de sus tantas menciones literarias ( tercera temporada, capítulo 4 " cada hombre por sí mismo"), añádasele a esto que lo escribió John Steinbeck, un escritor talentoso cuyo texto "Al este del Edén" dejó profundas huellas en mí. Las señales fueron demasiadas, así que lo busqué y lo leí.


Debo reconocer que cuando vi el texto me decepcionó: lo encontré muy breve, esperaba un novelón para leer durante las vacaciones. Sin embargo al ir leyendo me fue conmoviendo la profundidad del texto. Dos personajes: Lenny y George, unidos sólo por amistad. George es pequeño e inteligente y Lenny es un gigante, pero con retardo. Lenny no dimensiona la fuerza que posee, sólo desea tener en sus manos cosas suaves; pero, una vez que las tiene, su fuerza termina destruyéndolas.



Por ahí leía que desde el inicio el "fatum" de las tragedias griegas se evidencia. Los dos amigos huyen de un lugar, pues Lenny " siempre está metiéndose en líos", ha asustado con su fuerza a una muchacha y ha sido acusado de violador. Otro ingrediente a la tragedia es que está ambientada durante la crisis que sobrevino a la depresión del '29 en EE. UU. Las personas se exponen a duras faenas para conseguir un poco de alimento y abrigo. George y Lenny confían en que todo irá mejor y que podrán tener su pedazo de tierra donde cultivarán y vivirán una vida más digna. Cada noche Lenny le hace relatarle "el cuento de hadas " que lo mantiene ilusionado con la esperanza del cuidado de los conejos, los que le permitirán tocar. La mañana que llegan al rancho, George prevé que tendrán conflictos. Hay un muchacho que se jacta de su fuerza y pareciera que siempre debe estar "poniéndose a prueba"...Está recién casado con una muchacha bella y es la única mujer entre tanto hombre. George percibe la inseguridad y la estupidez de Curly ( el fanfarrón)...las cartas están echadas, podrán enfrentar esta nueva fuerza, conseguirán su granja?, podrá esta vez mantenerse lejos de los problemas, Lenny?


Acá puedes bajar el libro"De ratones y de hombres"




Más referencias sobre el libro, el autor y su obra"John Steinbeck y su obra"

Primer capítulo de la película De ratones y de hombres, protagonizada por John Malkovich y Gary Sinise.

'>






Lost y parte de la referencia literaria ...


lunes, 5 de enero de 2009

Wild Horses

Me había olvidado cómo me gusta este tema, llegó a mí por The Sundays, sin embargo, pertenece a Rolling Stones. Escrita por Mick Jagger y Keith Richards para el álbum de 1971 Sticky Fingers.

Según la Wikipedia, a Wild Horses le acompaña el rumor de que en origen fue escrita por Richards en respuesta al hecho de tener que dejar a su hijo Marlon para irse de gira con la banda. Aunque se dice que Jagger reescribió la mayoría de esta canción para reflejar el final de su relación con Marianne Faithfull, Jagger en persona declaró en la colección de los Stones Jump Back: The Best of The Rolling Stones:

Todo el mundo siempre dice que esto fue escrito sobre Marianne pero yo no lo veo así, todo eso estaba ya acabado por entonces. Pero me encontraba tremendamente conmovido por esta canción.

Sólo ellos saben la verdad, sin lugar a dudas crearon un gran tema que también me conmueve.



Caballos Salvajes
The Sundays
”Caballos Salvajes”
Trad. Ramses EldeMaru


La infancia es fácil de sostener
Las cosas que deseabas te las compraba
Dama sin elegancia, sabes quien soy,
Sabes que no puedo dejarte escurrir entre mis manos

Caballos Salvajes,
No podrían arrastrarme
Caballos Salvajes,
No podrían arrastrarme…

Te vi sufrir un lento dolor
Y ahora decides hacerme pasar por lo mismo
Ni salida arrolladora ni guiones de escena
Podrán amargarme o que te trate cruelmente

Caballos Salvajes,
No podrían arrastrarme
Caballos Salvajes,
No podrían arrastrarme…


[Se que te soñé en pecado y mentira
Tengo mi libertad mas no mucho tiempo]
La fe ha sido quebrantada, lagrimas tienen que seguir
Hagamos algo de vida después de morir

Caballos Salvajes,
No podrían arrastrarme
Caballos, caballos salvajes
Los montaremos algún día

Caballos, caballos salvajes
Los montaremos algún día


El video original de The Sundays para la versión de este "Wild horses".


bombadil34


The Sundays - Wild Horses
Cargado por bombadil34


Wild Horses
The Sundays
"Wild Horses"

Childhood living is easy to do
The things you wanted I bought them for you
Graceless lady, you know who I am,
You know I can't let you slide through my hands

Wild Horses,
Couldn't drag me away,
Wild, wild horses,
Couldn't drag me away...

I watched you suffer a dull, aching pain
Now you decided to show me the same
No sweeping exits or offstage lines,
Can make me feel bitter or treat you unkind

Wild Horses,
Couldn't drag me away,Wild, wild horses,
Couldn't drag me away...

[I know I dreamed you a sin and a lie,
I have my freedom but I don't have much time]
Faith has been broken tears must be cried,
Let's do some living after we die

Wild Horses,
Couldn't drag me away,
Wild, wild horses,
We'll ride them someday

Wild, wild horses,
We'll ride them someday


Bajar tema""Wild Horses"

Seguir informándose
"The Sundays"



sábado, 3 de enero de 2009

Bécquer


RIMAS - Gustavo Adolfo Bécquer



Te vi un punto, y flotando ante mis ojos
La imagen de tus ojos se quedó,
Como la mancha oscura, orlada en fuego,
Que flota y ciega si se mira el sol.

Adonde quiera que la vista fijo
Torno a ver tus pupilas llamear;
Mas no te encuentro a ti, que es tu mirada:
Unos ojos, los tuyos, nada más.

De mi alcoba en el ángulo los miro
Desasidos fantásticos lucir;
Cuando duermo los siento que se ciernen
De para en par abiertos sobre mí.

Yo sé que hay fuegos fatuos, que
En la noche
Llevan al caminante a perecer;
Yo me siento arrastrada por tus ojos;
Pero a donde me arrastran, no sé.


Yo me he asomado a las profundas simas
de la tierra y del cielo,
y les he visto el fin o con los ojos
o con el pensamiento.
Mas, ¡ay!, de un corazón llegué al abismo
y me incliné un momento,
y mi alma y mis ojos se turbaron.
¡Tan hondo era y tan negro!


En la clave del arco ruinoso
cuyas piedras el tiempo enrojeció,
obra de un cincel rudo campeaba
el gótico blasón.
Penacho de su yelmo de granito,
la yedra que colgaba en derredor
daba sombra al escudo en que una mano
tenía un corazón.
A contemplarle en la desierta plaza
nos paramos los dos.
Y, ése, me dijo, es el cabal emblema
de mi constante amor.
¡Ay!, y es verdad lo que me dijo entonces:
Verdad que el corazón
lo llevará en la mano..., en cualquier parte....
pero en el pecho no.




¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer: cuando el amor se olvida,
¿sabes tú a dónde va?
*¿Quieres que de ese néctar delicioso
no te amargue la hez?
Pues aspírale, acércale a tus labios
y déjale después.
¿Quieres que conservemos una dulce
memoria de este amor?
Pues amémonos hoy mucho y mañana
¡digámonos, adiós!


Entre el discorde estruendo de la orgía
acarició mi oído,
como una nota de lejana música,
el eco de un suspiro.
El eco de un suspiro que conozco,
formado de un aliento que he bebido,
perfume de una flor que oculta crece
en un claustro sombrío.
Mi adorada de un día, cariñosa,
-¿En qué piensas?, me dijo:
-En nada...-En nada, ¿y lloras?-Es que tengo
alegre la tristeza y triste el vino.


Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten en los ojos?
¡Llora! No te avergüences
de confesar que me has querido un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.




Yo sé un himno gigante y extraño
que anuncia en la noche del alma una aurora,
y estas páginas son de ese himno
cadencias que el aire dilata en las sombras.
Yo quisiera escribirle, del hombre
domando el rebelde mezquino idioma,
con palabras que fuesen a un tiempo
suspiros y risas, colores y notas.
Pero en vano es luchar; que no hay cifra
capaz de encerrarle, y apenas, ¡oh!, ¡hermosa!,
si teniendo en mis manos las tuyas
podría al oído cantártelo a solas.


Lo que el salvaje que con torpe mano
hace de un tronco a su capricho un dios
y luego ante su obra se arrodilla,
eso hicimos tu y yo.
Dimos formas reales a un fantasma,
de la mente ridícula invención,
y hecho el ídolo ya, sacrificamos
en su altar nuestro amor.



Alguna vez la encuentro por el mundo
y pasa junto a mí
y pasa sonriéndose y yo digo,
¿como puede reír?
Luego asoma a mi labio otra sonrisa,
máscara del dolor,
y entonces pienso: Acaso ella se ríe,
como me río yo


Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
y que no se sabe dónde
temblando se clavará;
hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
y que no hay quien diga el surco
donde al polvo volverá.
Gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar
y rueda y pasa y se ignora
que playa buscando va.
Luz que en cercos temblorosos
brilla próxima a expirar,
y que no se sabe de ellos
cuál el ultimo será.
Eso soy yo que al acaso
cruzo el mundo sin pensar
de donde vengo ni a dónde
mis pasos me llevarán.





Cuando me lo contaron sentí el frío
de una hoja de acero en las entrañas,
me apoyé contra el muro, y un instante
la conciencia perdí de donde estaba.
Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma,
¡Y se me revelo por qué se llora!,
¡Y comprendí una vez por qué se mata!
Pasó la nube de dolor..., con pena
logré balbucear unas palabras...
y ¿qué había de hacer? Era un amigo
me había hecho un favor... Le di las gracias.





Yo sé cuál el objeto
de tus suspiros es.
Yo conozco la causa de tu dulce
secreta languidez.
¿Te ríes...? Algún día
sabrás, niña, por qué:
Tú lo sabes apenas
y yo lo sé.
Yo sé cuando tu sueñas,
y lo que en sueños ves;
como en un libro puedo lo que callas
en tu frente leer.
¿Te ríes...? Algún día
sabrás, niña, por qué:
Tú lo sabes apenas
y yo lo sé.
Yo sé por qué sonríes
y lloras a la vez.
Yo penetro en los senos misteriosos
de tu alma de mujer.
¿Te ríes...? Algún día
sabrás, niña, por qué:
mientras tu sientes mucho y nada sabes,
yo que no siento ya, todo lo sé.




¡Qué hermoso es ver el día
coronado de fuego levantarse,
y a su beso de lumbre
brillar las olas y encenderse el aire!
¡Qué hermoso es tras la lluvia
del triste otoño en la azulada tarde,
de las húmedas flores
el perfume beber hasta saciarse!
¡Qué hermoso es cuando en copos
la blanca nieve silenciosa cae,
de las inquietas llamas
ver las rojizas lenguas agitarse!
¡Qué hermoso es cuando hay sueño
dormir bien... y roncar como un sochantre...
y comer... y engordar... y qué desgracia
que esto solo no baste!




¿Cómo vive esa rosa que has prendido
junto a tu corazón?
Nunca hasta ahora contemplé en el mundo
junto al volcán la flor.




Hoy como ayer, mañana como hoy
¡y siempre igual!
Un cielo gris, un horizonte eterno
y andar..., andar.
Moviéndose a compás como una estúpida
máquina el corazón;
la torpe inteligencia del cerebro
dormida en un rincón.
El alma, que ambiciona un paraíso,
buscándole sin fe;
fatiga sin objeto, ola que rueda
ignorando por qué.
Voz que incesante con el mismo tono
canta el mismo cantar,
gota de agua monótona que cae
y cae sin cesar.
Así van deslizándose los días
unos de otros en pos,
hoy lo mismo que ayer, probablemente
mañana como hoy.
¡Ay!, ¡a veces me acuerdo suspirando
del antiguo sufrir!
¡Amargo es el dolor pero siquiera
padecer es vivir!




¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¡Que es poesía!, Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.




Por una mirada, un mundo,
por una sonrisa, un cielo,
por un beso..., yo no sé
que te diera por un beso.




¿Será verdad que cuando toca el sueño
con sus dedos de rosa nuestros ojos,
de la cárcel que habita huye el espíritu
en vuelo presuroso?
¿Será verdad que, huésped de las nieblas,
de la brisa nocturna al tenue soplo,
alado sube a la región vacía
a encontrarse con otros?
¿Y allí desnudo de la humana forma,
allí los lazos terrenales rotos,
breves horas habita de la idea
el mundo silencioso?
¿Y ríe y llora y aborrece y ama
y guarda un rastro del dolor y el gozo,
semejante al que deja cuando cruza
el cielo un meteoro?
Yo no sé si ese mundo de visiones
vive fuera o va dentro de nosotros:
lo que sé es que conozco a muchas gentes
a quienes no conozco.




Las ropas desceñidas,
desnudas las espadas,
en el dintel de oro de la puerta
dos ángeles velaban.
Me aproximé a los hierros
que defienden la entrada,
y de las dobles rejas en el fondo
la vi confusa y blanca.
La vi como la imagen
que en un ensueño pasa,
como un rayo de luz tenue y difuso
que entre tinieblas nada.
Me sentí de un ardiente
deseo llena el alma;
como atrae un abismo, aquel misterio
hacia si me arrastraba.
Mas, ¡ay!, que de los ángeles
parecían decirme las miradas:
-El umbral de esta puerta
sólo Dios lo traspasa.




Cuando miro el azul horizonte
perderse a lo lejos,
al través de una gasa de polvo
dorado e inquieto,
se me antoja posible arrancarme
del mísero suelo
y flotar con la niebla dorada
en átomos leves
cual ella deshecho.
Cuando miro de noche en el fondo
oscuro del cielo
las estrellas temblar como ardientes
pupilas de fuego,
se me antoja posible a do brillan
subir en un vuelo,
y anegarme en su luz, y con ellas
en lumbre encendido
fundirme en un beso.
En el mar de la duda en que bogo
ni aún sé lo que creo;
sin embargo estas ansias me dicen
que yo llevo algo
divino aquí dentro.




Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o que abatirme!
¡No podía ser!
Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡tenías que romperte o que arrancarme!
¡No podía ser!
Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder:
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No podía ser!

Claudio Bertoni


PARA UNA JOVEN AMIGA QUE
INTENTÓ QUITARSE LA VIDA

me gustaría ser un nido si fueras un pajarito
me gustaría ser una bufanda si fueras un cuello y tuvieras frío
si fueras música yo sería un oído
si fueras agua yo sería un vaso
si fueras luz yo sería un ojo
si fueras pie yo sería un calcetín
si fueras el mar yo sería una playa
y si fueras todavía el mar yo sería un pez
y nadaría por ti
y si fueras el mar yo sería sal
y si yo fuera sal
tú serías una lechuga
una palta o al menos un huevo frito
y si tú fueras un huevo frito
yo sería un pedazo de pan
y si yo fuera un pedazo de pan
tú serías mantequilla o mermelada
y si tú fueras mermelada
yo sería el durazno de la mermelada
y si yo fuera un durazno
tú serías un árbol
y si tú fueras un árbol
yo sería tu savia y correría
por tus brazos como sangre
y si yo fuera sangre
viviría en tu corazón. Claudio Bertoni.




Debe ser el poema de amor más tierno que he leído y que creo que leeré.
Para tí, niña, que te gustó tanto...

viernes, 2 de enero de 2009

" El fuerte Lazo " Juana de Ibarbourou


EL FUERTE LAZO



Crecí
para ti.
Tálame. Mi acacia
implora a tus manos su golpe de gracia.

Florí
para ti.
Córtame. Mi lirio
al nacer dudaba ser flor o ser cirio.

Fluí
para ti.
Bébeme. El cristal
envidia lo claro de mi manantial.

Alas di
por ti.
Cázame. Falena,
rodeé tu llama de impaciencia llena.

Por ti sufriré.
¡Bendito sea el daño que tu amor me dé!
¡Bendita sea el hacha, bendita la red,
y loadas sean tijeras y sed!

Sangre del costado
manaré, mi amado.
¿Qué broche más bello, qué joya más grata,
que por ti una llaga color escarlata?

En vez de abalorios para mis cabellos
siete espinas largas hundiré entre ellos.
Y en vez de zarcillos pondré en mis orejas,
como dos rubíes, dos ascuas bermejas.

Me verás reír
viéndome sufrir.
Y tú llorarás.
Y entonces… ¡más mío que nunca serás!

El divino amor - Alfonsina Storni

EL DIVINO AMOR

Te ando buscando, amor que nunca llegas,
te ando buscando, amor que te mezquinas,
me aguzo por saber si me adivinas,
me doblo por saber si te me entregas.

Las tempestades mías, andariegas,
se han aquietado sobre un haz de espinas;
sangran mis carnes gotas purpurinas
porque a salvarme, ¡oh niño!, te me niegas.

Mira que estoy de pie sobre los leños,
que a veces bastan unos pocos sueños
para encender la llama que me pierde.

Sálvame, amor, y con tus manos puras
trueca este fuego en límpidas dulzuras
y haz de mis leños una rama verde.