martes, 9 de marzo de 2010

La Historia de Chile está plagada de bandidos y saqueos
Vivian Lavín

El historiador explicó en el programa A Fondo que los robos que presenciamos después del terremoto responden a una estructura social de Chile originaria del siglo XIX, asentada en el XX y mantenida en la actualidad como consecuencia del sistema de trabajo precario, claro que en la actualidad "la rebelión de las masas marginales ha sido más virulenta, extendida y desafiante que nunca".

http://www.radio.uchile.cl/notas2.asp?idNota=59549


1 comentario:

Angelote dijo...

Hola, hace rato que no pasaba por acá. Bueno, te diré, esta parte del texto que has traído:

"la rebelión de las masas marginales ha sido más virulenta, extendida y desafiante que nunca"

Tiene una carga despectiva, clasista, negativa y purulenta... que me hace intentar hacer una reflexión obligada.

Es claramente la opinión de un individuo que tiene en su cabeza ese maniqueismo social que tanto me revienta. Se posiciona en el "bando bueno" (el de los ricos progres, si es que tal cosa existe) y pone en el bando malo a los pobres ("esos rotos chilenos patiperros" ¡Jáh!...)

Pone en plan de turba a los "saqueadores" que no sólo comida robaron, sino que se llevaron cosas que no son tan necesarias (lavadoras, licor, plasmas)

Y es cierto, no son cosas necesarias. No puedo negarlo. Pero es que ¿qué se puede esperar de la gente? si la han programado a ser esos malditos robots materialistas. Esto es lo que la sociedad consumista e individualista ha creado.

Pero de la misma manera en que han retratado a esos "degenerados", se les puede retratar a los del otro lado del espejo. No puedo dejar pasar la oportunidad de señalarlo.

La TV mostraba a los "ricos" metidos dentro de sus edificios desbaratados, arriesgando la vida por salvar "plasmas" y otras cosas suntuarias e innecesarias...

Pero no es sólo eso lo más irritante del comentario citado. Es que se nota que es una clara campaña manipuladora. En la que para variar se condiciona la respuesta, se programa en la maleable mente social la urgencia de todo el aparato represivo estatal, los toques de queda, el estado de sitio policial o militar... La supresión de libertades, etc. Son cosas que sin duda la gente comienza a considerar necesarias y obligatorias. (¿No te trae reminiscencias dictatoriales el asunto? No sientes el tufillo a vieja momia recalentada del pasado reciente latinoamericano?)

La gente comenzará a pensar que es justa la fuerza, que es necesaria la mano dura... Pero no se darán cuenta de que no es una necesidad sentida y auténtica, sino una respuesta programada de antemano. Al cabo de un tiempo, estas gentes buenas, decentes, progres... Terminarán acuerpando las turbas de "linchadores" y justicieros sociales. Se harán parte de la delincuencia. ¡Y MÁS RAZONES TENDRÁ EL ESTADO PARA ACTUAR EN JUSTA REPRESALIA!

No sé, me huele mal, no me gusta el tono del artículo...

La delincuencia ha existido siempre y no es patrimonio particular y "exclusivo" de ningún pueblo o clase social. De hecho son incontables las pruebas a lo largo de la historia que nos demuestran que el Estado ha sido un gran ladrón. (con sus honrosas excepciones, claro...)

Pero, en fin. Tal vez me sulfuré un poco, pero es que de verdad no me gusta el tonito, del tontito que lo escribió...

Te pido perdón si se me pasó la mano, pero en verdad me calientan las manipulaciones oportunistas de algunos dinosaurios sociales, como ese pendejete del artículo de marras.